¿Qué es EXIL?

La Asociación EXIL es una O.N.G. centrada en la atención terapéutica médico-psico-social a personas traumatizadas por diferentes tipos de violaciones de los Derechos Humanos. Los beneficiarios/as de la Asociación EXIL son tres grandes colectivos:

  • Personas exiliadas víctimas de contextos de guerra, persecución, encarcelamiento, violencia y tortura.
  • Niños/as víctimas de malos tratos y violencia machista.
  • Mujeres víctimas de violencia machista.

El modelo terapéutico de nuestro centro es integral, sistémico y aplicado a través de prácticas en redes sociales.

  • Integral porque se consideran los diferentes aspectos afectados por los traumas, cuerpo, mente y relaciones afectivas y sociales. Por esto se ofrece atención médica, psicológica y social.
  • Sistémico porque, por una parte, consideramos que el sufrimiento y los trastornos que presentan las personas, lejos de ser la expresión de una enfermedad, son la consecuencia del impacto de factores traumatológicos sobre el individuo y su familia, tales como la violencia, las carencias de todo tipo, agresiones sexuales, tortura, exilio, etc. Por otra parte, nuestras intervenciones están dirigidas a las personas afectadas como también a contribuir a reparar el daño sufrido por sus sistemas de pertenencia: la familia, tejidos sociales comunitarios, tejidos culturales.
  • Aplicado a través de prácticas de redes, es decir, todas las intervenciones consideran y respetan los recursos personales, familiares, culturales y sociales de los afectados/as, potenciándolos con los instrumentos de los profesionales. Otro aspecto del trabajo en red es el hecho de participar y facilitar la asociación del conjunto de profesionales e instituciones que ofrecen apoyo a estas personas, de una manera coherente y coordinada. Entre otros, para ofrecerles la oportunidad reparadora de sentirse acogidos, reconocidos como afectados por una injusticia y apoyados en los esfuerzos para superar sus traumas y sufrimientos.

Nuestro programa se inspira de los últimos aportes científicos entregados por las investigaciones en el campo de las ciencias relacionales, la psicotraumatología infantil y adulta, el paradigma del apego, los progresos del paradigma sistémico, así como de los resultados de las investigaciones sobre resiliencia.

 

La filosofía de nuestra acción

  • Ético porque concebimos nuestro quehacer profesional como un agente para reparar el daño traumático, provocado por las violaciones de los Derechos Humanos, al mismo tiempo que nos sentimos parte del movimiento universal construido por personas que lucharon para promover y proteger los Derechos Humanos.
  • Político porque los profesionales de la Asociación militamos por una sociedad sin violencia ni injusticias y, por tanto, sin abusos sobre los niños y niñas, de los hombres sobre las mujeres, o de los grupos dominantes sobre aquellos que estan en proceso de exclusión.

 

Los pilares de nuestro modelo

  • La promoción de los Buenos Tratos. Uno de los grandes aportes de las neurociencias relacionales así como otras disciplinas afines es haber demostrado que el desarrollo sano del cerebro y de la mente depende de la buena calidad de las relaciones interpersonales en la que participan los seres humanos. A estas relaciones las denominamos de "Buenos Tratos", y corresponden a aquellos/as que aportan cuidados, protección, educación, estimulación en un ambiente de respeto incondicional para cada persona. Esto es fundamental para asegurar el desarrollo sano y altruista de los niños y niñas. 
  • El apoyo y la promoción de la resiliencia. En los contextos familiares y sociales, cuando las personas apoyan a los afectados/as por la adversidad y/o atrocidades, proporcionándoles afectos y reconociendo la injusticia de lo que les ha pasado, permiten que estos/as desarrollen la capacidad que se conoce como la resiliencia. Los/as profesionales de la Asociación EXIL asumen el papel de tutores de resiliencia para que esto sea posible.
  • El valor terapéutico de la solidaridad. Nos referimos a participar en una relación de ayuda basada en ofrecer un vínculo afectivo, acompañado de empatía y de los mejores aportes para reparar los daños.
  • La perspectiva de género. Los/as profesionales de la Asociación EXIL están implicados en promover la necesidad de luchar para lograr una equidad de géneros, desde el fundamento de la Asociación, como en sus intervenciones. 
  • El cuidado y el autocuidado de los/as profesionales que conforman el equipo. La propia persona del/la profesional es el recurso fundamental para la ayuda terapéutica de las personas traumatizadas. Por esta razón, en la Asociación EXIL no se escatiman los esfuerzos para apoyarles en su labor. Esto produce en conjunto un clima emocional positivo, a través de relaciones interpersonales afectivas, de respeto incondicional de las personas, de intercambio permanente de experiencias y de conocimientos y, sobretodo, de valoración y reconocimiento de las buenas prácticas y del trabajo bien hecho de cada profesional. Todo esto previene el burn out del profesional y desactiva la posibilidad de actitudes que victimicen secundariamente a los beneficiarios del Centro.

 

MÁS DE TREINTA Y CINCO AÑOS DE EXPERIENCIA avalan nuestro trabajo que ha sido reconocido y honrado con varios premios tanto en Bélgica como en España.