PROYECTO INTEGRA II, DEDICADO A VÍCTIMAS DE TORTURA EN GRAVE RIESGO DE VULNERABILIDAD SOCIAL

El tratamiento en el sistema público de las personas refugiadas e inmigradas con antecedentes de tortura suele encontrar muchas dificultades por responder a un perfil muy particular. Muchas veces las condiciones de estas personas y la vocación generalista de los servicios públicos dan con un resultado de incomprensiones mutuas, intervenciones breves, discontinuas o inconexas. En materia de salud es frecuente que se reduzca la vinculación de estas personas a urgencias focalizadas en los síntomas presentados. Ello dificulta un seguimiento integral que tendría en cuenta la situación global de la persona y sus necesidades. 
 
El Proyecto INTEGRA (I y II) se ha convertido de este modo en una impulso por parte de la Comisión Europea para elaborar, describir y evaluar mejor nuestra manera de ayudar a las personas víctimas de tortura. El Proyecto lo hemos realizado conjuntamente con la Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat a lo largo del período 2012-2016. Nuestras intervenciones se basan en la teoría del apego, la resiliencia, la neurobiología del trauma y la antropología médica. Utilizamos la psicoterapia verbal individual de diferentes orientaciones, el EMDR, abordajes psicocorporales (nombradas a partir de ahora somatoterapia), arteterapia, socioterapia y farmacoterapia, integrando así el trabajo de diferentes profesionales (psicólogos, trabajador social, psiquiatras, arteterapeuta, somatoterapeuta, etc). 
 
El centro de la atención se pone en el vínculo que el paciente puede construir y mantener con la institución, con su entorno natural y con otras entidades con las cuales interactúa. Crear, cuidar y restablecer constantemente la vinculación es así el instrumento central de estas intervenciones, mientras que el peso de un método técnico individual no nos interesa en cuanto al grupo total de las personas afectadas pero solo en cuanto a su idoneidad para el individuo en el momento dado.
 
El enfoque se ha situado en el estado global subjetivo, la calidad de vida y en cuanto a las intervenciones en la calidad de la alianza terapéutica. La atención integrativa se basa en las teorías sobre la exclusión social, la psico-traumatología, los impactos de la migración y sus fuentes vienen de varias disciplinas como la sociología, la antropología, la psicología, la psiquiatría y las neurociencias.
 
Por ello, la intervención propuesta ha ofrecido a nivel individual y grupal las siguientes posibilidades a través de las dos organizaciones implicadas:
-Atención psicológica 
-Atención psiquiátrica
-Atención jurídica
-Atención social
-Inserción socio-laboral
-Somatoterapia y Arte terapia 
-Un piso de acogida con 5 plazas
 
A nivel grupal se han propuesto un total de 8 Jornadas Terapéuticas para Víctimas de Tortura y una larga lista de salidas socioculturales para favorecer el conocimiento del entorno y el refuerzo de la red social.
 
Hay que mencionar un punto central del trabajo comunitario como ha sido la organización de un Seminario Europeo para la elaboración de un manual de "Buenas Prácticas" en materia de intervención con este colectivo, con la participación de diferentes personas afectadas y profesionales de los siguientes centros: Asociación EXIL (Spain), Comissió Catalana d’Ajuda al Refugiat (Spain), British Refugee Council (United Kingdom), Freedom from Torture (United Kingdom), Greek Council for Refugees (Greece), ICAR Foundation (Romania), Psychosoziales Zentrum Düsseldorf (Germany), REFUGIO München (Germany), Syn-Eirmos -Babel (Greece).
 
El resultado de la segunda parte de este Proyecto se puede ampliar a través del siguiente informe.
technical_report_home2013ppvtag5292.pdf